Archivo de la categoría: Gitanos en España

Un bien preciado frente al rechazo social… la relación entre los gitanos y el oro.

Alfonso Sánchez García se dedicó al reporterismo fotográfico dejando muchas evidencias de viviendas habitadas por gitanos en los bajos fondos madrileños. Fotografía contenida en el periódico La Voz. 6-6-1933 en que se encuentra la siguiente cita.

«En la otra ribera se distingue la populosa barriada de la carretera de Andalucía, formada por una heterogénea población de paradores, mesones, talleres, tabernas, merenderos, tiendas de todas clases y viviendas donde se mezclan casas de regular construcción con zaquizamíes habitados por “faraones”, donde la clase media y proletaria convive con marchantes, forasteros y con la raza gitana«.             

                                                                                La Voz. 6-6-1933


El tono burlesco y la sátira son dos cuestiones muy presentes en la narrativa de aquellos escritores que dedicaron tantos columnas de periódico como obras enteras a los gitanos. Una de las palabras más utilizadas por aquellos ha sido la de “faraones”, tal y como se puede comprobar en la cita que inaugura esta entrada.

El relato místico que vinculaba a los “egiptanos” [gitanos] a Egipto puede hacernos pensar en ese recurso apelativo que, posteriormente, se convirtió en un insulto satírico cuando se descubrió que aquellos peregrinos exóticos no portaban preciosas joyas monárquicas y que tampoco atesoraban grandes tierras en el continente africano. Sin embargo, el concepto de “faraones” siguió siendo utilizado por muchos cronistas que, en ocasiones, ni siquiera mencionaban la palabra gitanos sobreentiendo así a los miembros de esta etnia.

El Sol (Madrid. 1917). 1-7-1925

La burla que presentaba a los gitanos como faraones de chabolas infestas en los barrios bajos, con el tiempo ha abierto paso a una imagen donde se les representa como acaparadores de oro. Esto último ha pasado a integrar la estereotipia sociológica de la estampa gitana convirtiendo al gitano como un ser ávaro, codicioso y sibarita por naturaleza. Esta ofensa intencionada ha trascendido los tiempos y hoy se traduce en una memoria profundamente antigitana y orientalista dentro del imaginario colectivo. No obstante, como suele ser común, existen unas razones históricas que es preciso manifestar para deconstruir dicho relato.

Ahora. 9-1-1931

Como se observa en las páginas del diario español, algunos gitanos andaluces como el Tío Canijo, el gitano Heredia, el Velero, entre otros, se dedicaban a buscar oro en el Río Darro. Lo cierto es que muchos gitanos se dedicaban a esta actividad para nada sencilla que consistía en pasar largas horas a la intemperie sin la seguridad de obtener una recompensa. Uno de esos trabajos desplazados en el imaginario sobre el mercado laboral contemporáneo y que, como muchos otros, se relegaron a aquellos individuos que ocupaban los márgenes de la ciudad, en este caso el Sacromonte de Granada. Esto último se refleja en las palabras del articulista Juan Torres Díaz:

“Se refleja el hambre y la miseria en estas pobres gentes que caminan con dificultad, chapoteando sobre el fango de la orilla, hundidos los pies hasta los tobillos. Juan, cargado con la rústica cernidora a la espalda; los otros con las herramientas del oficio: cubos, cazuelas, palas… Y uno rompe a cantar:

Por el mismo rey del Moro,

No me cambiara yo,

Que no tengo ná

Y lo tengo tó”

He aquí la primera de las razones históricas que vinculan al gitano con el oro.

Dos fotografías extraídas de Ahora. 9-1-1931

Si bien, la razón principal que nos permite comprender la relación del gitano con el oro es la siguiente. La imposibilidad de invertir en inmuebles o terrenos, ya fuera por la carestía de estos o por la propia persecución histórica a esta comunidad, impedía generar una riqueza material en esos términos. Dicho en un sentido más coloquial, básicamente no había oportunidad para invertir y menos si el inversor se trataba de un individuo gitano que carecía de ciudadanía constitucional y legitimidad social ante el mundo payo. Por tanto, invertir en oro era una manera de traducir los ahorros en riqueza material frente a la movilidad y la imposibilidad de tener tierras, a lo que se sumaba una mayor seguridad ante el posible peligro de que les fuera requisado en redadas o durante expulsiones comunes a lo largo de los siglos.

En definitiva, lo que se ha expuesto en esta entrada permite observar cómo aplicando un enfoque distinto y atendiendo a razones históricas puede deconstruirse una sólida imagen forjada desde la otredad. Está última importante, pues fue el motivo por el cual, como dijera El Lebrijano, «no les temblaron las manos» a muchos payos que persiguieron a los gitanos hasta la saciedad y no por oro sino por no quererlos como miembros de su sociedad.

Rafael Buhigas Jiménez

Más información curricular en: https://www.ucm.es/udcontemporanea/buhigas-jimenez,-rafael y https://ucm.academia.edu/RafaelBuhigasJimenez

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterYouTube

“Bajo sospecha. Un primer abordaje sobre la tipificación de la ‘criminalidad gitana’ por la Guardia Civil en los siglos XIX y XX”

“Bajo sospecha. Un primer abordaje sobre la tipificación de la ‘criminalidad gitana’ por la Guardia Civil en los siglos XIX y XX” en Revista Clío&Crimen, No. 16 (2019). [EN IMPRENTA]


Resumen:

La relación entre gitanos y Guardia Civil siempre se ha presentado como antagónica. Uno de los motivos que favoreció ese escenario se debía a la negativa imagen que se atribuyó a la etnia gitana y por la que fue relativizada a discursos biologicistas que la presentaban como una raza criminal. En sus propios estudios, la Guardia Civil colaboró activamente por intentar definir a los gitanos desde una incipiente teoría criminal y desde otras narraciones contenidas en su órgano de expresión.

Résumé:

La relation entre les gitans et la garde civile a toujours été présentée comme antagoniste. Une des raisons qui a favorisé ce scénario était due à l’image négative attribuée à l’ethnie gitane et qui la relativisait aux discours biologiques qui le présentaient comme une race criminelle. Dans ses propres études, la Garde civile a activement collaboré pour tenter de définir les gitans d’une théorie criminelle naissante et d’autres récits contenus dans leur organe d’expression.

Abstract:

The relationship between Roma and Civil Guard has been presented as antagonistic. One of the reasons that favored this scenario was due to the negative image that was attributed to the gypsy ethnic group and for which it was relativized to biological discourses that presented it as a criminal race. In its own studies, the Civil Guard actively collaborated to try to define the gypsies from an incipient criminal theory and from other narrations contained in their organ of expression.

Laburpena:

Ijitoen eta Guardia Zibilaren arteko harremana beti antagonikoa izan da. Egoera horren arrazoia arrazoi bat izan zen ijito talde etnikoari emandako irudi negatiboaren ondorioz eta lasterketa delitu gisa aurkeztu zuten diskurtso biologikoei erlatibizatu zitzaion. Bere ikasketetan, Guardia Zibilak aktiboki kolaboratu zuen ijitoak zigor teoria hasiberriaren eta haien adierazpen organoaren beste narrazio batzuk definitzeko.

Rafael Buhigas Jiménez

Más información curricular en: https://www.ucm.es/udcontemporanea/buhigas-jimenez,-rafael y https://ucm.academia.edu/RafaelBuhigasJimenez

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterYouTube

“La cuestión gitana española en el siglo XX. Entre la legislación y el despertar de la conciencia política”

“La cuestión gitana española en el siglo XX. Entre la legislación y el despertar de la conciencia política” en Sara Núñez (dir.), Actas del Primer Congreso de Jóvenes Historiadores, Madrid, Servicio de Publicaciones de la Universidad Rey Carlos, 2016, ISBN: 9788469773468, pp. 659-675.


Resumen:

Desatendida, la cuestión gitana se presenta como un fenómeno transversal a las diferentes corrientes de la historiografía y transnacional, al exceder cualquiera de las fronteras establecidas. Como un actor más, los gitanos se enfrentan al tablero que supone la sociedad y donde las diferentes casillas sobre las que se desplazan se convierten en obstáculos para desarrollar su juego. Siendo España uno de los países que, actualmente, presenta mayor índice de población gitana a nivel mundial, se torna como necesario su abordaje remitiéndose a un eterno debate que recorre nuestra historia desde su aparición en 1425. No obstante, a continuación, presentamos dos puntos clave que, aparentemente inconexos, guardan una enorme relación. La legislación restrictiva y hostil respecto a los gitanos acabó por consumarse en la Constitución de 1978, el nuevo punto de inflexión para la historia actual, pero décadas antes los gitanos ya habían presenciado por primera vez el embrionario despertar de una conciencia política que no les dejaba indiferentes. Es a esta cuestión donde pretendemos aproximarnos porque entre leyes, encarcelamientos y huidas nació un nuevo perfil político.

Abstract:

Unattended, the Gipsy question presents itself as a transversal phenomenon to the many historiographical currents and also as a transnational one, as it exceeds all the established frontiers. As an actor, Gypsies face the board that society presents itself as, in which the different boxes where they can make moves become obstacles to their game. With Spain being one of the states with the highest Gipsy population worldwide it becomes mandatory to approach it, going back to an eternal debate that has plagued our history since 1425. Nevertheless, right after, we are presenting two key points that, apparently unrelated, keep a huge relation. The restrictive and hostile legislation related to gipsy people ended up with the Constitution of 1978,the new turning point for the currently history, but decades before gipsy people witnessed for the first time the embryonic awakening of a political conscience that didn’t leave them indifferent. This is the issue where we pretend to approximate because between laws, imprisonments and escapes was born a new political profile.

Rafael Buhigas Jiménez

Más información curricular en: https://www.ucm.es/udcontemporanea/buhigas-jimenez,-rafael y https://ucm.academia.edu/RafaelBuhigasJimenez

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterYouTube

«Los gitanos en la historia (I) y (II)»

«Los gitanos en la historia (I)» – O Tchatchipen: lil ada trin tchona rodipen romani-Revista trimestral de investigación gitana, ISSN 1133-6420, Nº. 101, 2018, págs. 8-30 – Referencia en Dialnet.

«Los gitanos en la historia (II)» – O Tchatchipen: lil ada trin tchona rodipen romani – Revista trimestral de investigación gitana, ISSN 1133-6420, Nº. 102, 2018, págs. 4-33 – Referencia en Dialnet.

Trabajo para la obtención del Grado en Historia publicado en dos partes para esta revista que condensa las investigaciones sobre gitanos en castellano.


Resumen:

El papel de los gitanos en la historia y en los diferentes acontecimientos de los que han sido protagonistas —principalmente como actores subalternos y subordinados a la mayoría sociocultural— se dibuja como una auténtica incógnita. Los antecedentes que conforman el marco teórico en que se pretende situar este trabajo son escasos y la pretensión es despejar nuevos interrogantes que, a su vez, reviertan sobre aquello que aparentemente se conoce sobre la cuestión. Por todo ello, la presente investigación debe ser entendida como una línea de salida hacia futuros trabajos y, en cualquier caso, nunca como un producto acabado. El desarrollo de esta obra debe leerse en el marco contextual asignado, es decir, en la época contemporánea más próxima al siglo XX. Desde ella se fomentará el cuestionamiento y la reflexión en torno a la sempiterna pregunta de qué y quiénes son los gitanos.

Rafael Buhigas Jiménez

Más información curricular en: https://www.ucm.es/udcontemporanea/buhigas-jimenez,-rafael y https://ucm.academia.edu/RafaelBuhigasJimenez

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterYouTube

«Comprendre la gitanité. D’où provient la marginalité gitane»

Comprendre la gitanité. D’où provient la marginalité gitane – Revue Le Grand Continent, L’École normale supérieure.

Artículo en coautoría con Guillaume Desbarres.


Resumen:

Le terme «gitanité» est absent des divers dictionnaires français. Toutefois, le sens de ce terme nous semble relativement évident et la définition pourrait être: ensemble de critères constituant l’identité gitane. En Espagne, l’équivalent de gitanité est le mot gitanidad, lui-même absent du dictionnaire de la Real Academia Española, qui fait autorité dans le monde hispanophone. Cette absence n’est pas sans évoquer une polémique datant de 2015 à l’origine de la campagne #YoNoSoyTrapacero, soit #JeNeSuisPasFourbe. En effet, l’une des acceptions du terme gitano, selon la RAE, renvoyait précisément au terme trapacero. Cette présence ambivalente des gitans dans les dictionnaires espagnols comme français est assez révélatrice d’un manque, d’une absence de représentation de ces populations de ces deux pays. Le dictionnaire est un lieu de pouvoir comme un autre, au sein duquel se déroule autant une lutte pour la reconnaissance que contre les stéréotypes ayant libre cours au sein d’une culture dominante et donc, légitime. D’où provient la marginalité gitane? Il s’agit tout d’abord de faire référence à l’exil originel, difficilement datable (entre le X è et XII è siècle de notre ère) d’une population provenant d’Inde et émigrant vers l’Ouest, en s’établissant dans les divers pays qu’ils traversent. C’est au contact de locuteurs de langues différentes qu’ils gagnent leurs diverses dénominations (Gypsies pour les anglophones, Romanichels pour les francophones, Tsiganes pour les Byzantins ou Manouches pour les germanophones), introduisant par là-même l’Orient en Occident[1].Cependant, ces migrants ne sont pas des migrants comme les autres. Ou plutôt ne le sont plus. En effet, selon la littérature sociologique, un migrant est en relation entre un territoire de départ et d’arrivée, impliquant lui-même l’appartenance au moins partielle à deux Etats, deux cultures.

Rafael Buhigas Jiménez

Más información curricular en: https://www.ucm.es/udcontemporanea/buhigas-jimenez,-rafael y https://ucm.academia.edu/RafaelBuhigasJimenez

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterYouTube

«Apelaban a mi sangre y yo a mi experiencia. Nociones generales sobre la construcción consanguínea del «comportamiento gitano»»

«Apelaban a mi sangre y yo a mi experiencia. Nociones generales sobre la construcción consanguínea del «comportamiento gitano»» – Revista Cultura Gitana Amarí (Junta de Andalucía), nº 7.

Artículo breve publicado en esta revista. A continuación se reproduce el texto al completo.


En la compleja tarea de construir y revelar conocimiento existen algunos miedos recónditos.Dichos temores nacen, entre otras cosas, ante la supuesta pérdida de rumbo en la “manera correcta” de investigar. Ante esto, debemos preguntarnos, ¿quizás el dilema no esotro que el hecho mismo de que todo esto suponga un problema? ¿Por qué ha de suponer un apuro que se gesten, ante un mismo caso, numerosas y simultáneas contradicciones? Muy posiblemente porque la incapacidad de resolverlas evidencia la limitación epistemológica de las corrientes defendidas como acertadas. Esta reflexión es primordial para iluminar la caverna en que se encuentra escondida la certera crítica —más por lógica que por enrevesada— que puede contraponerse a la afirmación de que el comportamiento viene determinado por la sangre. Antes de formularla, debemos contextualizar históricamente esta última asunción, cuyo objetivo fundamental ha sido y es el de reforzar la brecha entre sujetos —quienes comparten un mismo mundo distribuido de forma diferente en que la subalternidades un menester vital de los grupos dominantes para asegurar di-cho reparto en su beneficio, en este caso gitanos y no gitanos—.Desde la Grecia antigua, con la relación establecida por Teofrasto entre la teoría humoral y el carácter de las personas, hasta los estudios eugenésicos contemporáneos, cuajó la concepción de explicar el comportamiento humano a partir de los rasgos biológicos que atravesaban su naturaleza. La premisa de que una enfermedad podía ser revertida o paliada trajo innegables avances que permitieron a la humanidad tomar la delantera en su carrera por la supervivencia. No obstante, el lado oscuro de este mismo paradigma alcanzó su cénit cuando —por diversas variables que merecerían una disección particular— se consideró a ciertos grupos como una plaga. Tal es el caso de la España medieval en que el gitano era considerado un demonio que traía consigo la agonía agraria. Como tal, contagiaba dolencias sociales allá por donde transitaba debido a un modo de vida que, supuestamente, llevaba en los genes. Esta es una representación que se encuentra presente en todo ciclo histórico y, por increíble que parezca, perdura de forma sutil en nuestra sociedad actual.La imagen del “otro” sobre la que se sustenta la marginación y el exterminio es un fenómeno, por tanto, que precede a los tiempos medievales y modernos. En estos últimos residen algunos de los ejemplos más relevantes. Asimismo, con el comienzo y desarrollo de la Ilustración se manifestó un gran interés por el orden que acabó proyectándose hacia el ser humano. De esta forma, la obsesión por clasificar acompañó decisivamente la gestión colonial ejercida por las potencias europeas sobre unas nuevas tierras que convirtieron en posesiones —en las que la distinción estaba a la orden del día desde el momento mismo del descubrimiento y del colapso entre dos formas distintas de entender el mundo—.Los diseños nacionalistas posteriores acabaron por reforzar todo ello, hasta convertir la diferencia en un agudo problema de cohesión entre quienes no podían ser iguales por mucho que se intentara. En el caso gitano español, dicha percepción se venía arrastrando desde los siglos inmediatos a la primera pragmática emitida por los Reyes Católicos. Siendo todavía hoy, como decíamos, un problema imbuido de políticas de discriminación positiva que, paradójicamente, fomentan de manera indirecta la separación. En relación a esto último, finalizada la Segunda Guerra Mundial y con las independencias coloniales, la gestación de los derechos universales y otros beneficios más allá del ámbito legislativo llevaron a los individuos a abrazar una re-novada identidad social marcada por el dolor y la intención de cambio. Esto devino en medidas de conciliación y reparo hacia diferentes sectores de la sociedad con los que se esperaba estrechar lazos de perdón.
 
Esta renovada identidad se dibujó con especial atención res-pecto a las atrocidades perpetradas en esas décadas del siglo XX, principal pero no exclusivamente por el Régimen nazi. Si bien, como hemos sugerido, esa situación es un producto histórico que tiene antecedentes, en muchos casos, semejantes o peores que los mostrados en las desmesuradas imágenes de personas guardando turno para encontrar la muerte en un campo de concentración. Una fila en la que también había gitanos. Sin embargo, el PorrajmosSamudaripen, como obra particular, es todavía hoy una realidad invisible en muchos aspectos de la propia historiografía que relata la política general de exterminio promulgada por Adolf Hitler. Esto debería despuntar el interrogante de porqué un dolor tan reciente que nace del rechazo hacia la brutalidad no se extiende a los gitanos, quienes durante el breve recorrido histórico que hemos señalado hubieron de sufrir una sistemática práctica de persecución, expulsión y masacre—ya fuera a través de grandes hitos como las redadas o más estrechamente en la vida cotidiana—. Así pues, esa renovada identidad social no es lo que se pretendía y, como sucediera con la extensión inicial del derecho, la inclusión total no es más que una quimera.Con el fin del nazismo, el sesgo racial que había permanecido anclado en los discursos de todo tipo acabó por alcanzar su bancarrota. Esto quiere decir que las políticas de siglos anteriores, como los intentos de borrar el “rastro sanguíneo gitano” por medio del mestizaje y una exogamia forzosa, habían sido una fatal imprecisión. El código genético alberga una gran carga fenotípica de la persona. No obstante, no determina su comportamiento en los amplios y radicales términos propuestos desde la ingeniería enfocada a su modificación. De esta forma, los carnets antropométricos o la dactiloscopia no son métodos de clasificación conductuales válidos. Es decir,no es la sangre misma sino la valoración que se hace de ella lo que modela la identidad del individuo, un ser social forjado al calor del aprendizaje en comunidad. Así pues, la etnia es la categoría correcta con la que referirse a la dinámica vital en sociedad de un grupo, al haber identificado que aquella es una construcción social que se deriva de las experiencias sistematizadas por los diferentes individuos, gitanos o no —con mayor peso, por supuesto, de la mayoría social no gitana y su cultura dominante—, que reconocen en el grupo observado una serie de patrones que facultan su identificación.
 
He aquí la clave crítica a la teoría consanguínea del comportamiento. Por todo ello, la condición de nómada no viene marcada genéticamente sino porque el desplazamiento se torna como necesario para sobrevivir, normalmente mediante la obtención de sustento o la evasión de reprimendas. Agotes, gitanos y mercheros españoles compartían el nomadismo, como también lo hacen los travellers en Gran Bretaña e Irlanda.Suponiendo que se pudiera establecer un cálculo preciso sobre su procedencia genética, todos estos grupos difieren consanguíneamente. Si bien, registran un mismo modo de vida con la adopción del nomadismo y otras estrategias culturales. No existe una sangre nómada, proclive al delito o ala superchería. En un lenguaje mucho más sencillo, somos los que somos por la vida que llevamos. De la misma forma,no puede atribuirse una predisposición étnica a ciertos modos culturales, en tanto que cada grupo alberga diferentes patrones de identificación fragmentando la realidad en múltiples materialidades. Si bien, esto último, cierra una etapa de la discusión para abrir otra todavía más compleja ante el reto de definir qué y quiénes son esos gitanos, cuya sangre ha marcado una historia que todavía está por contar.

Rafael Buhigas Jiménez

Más información curricular en: https://www.ucm.es/udcontemporanea/buhigas-jimenez,-rafael y https://ucm.academia.edu/RafaelBuhigasJimenez

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterYouTube

«Los gitanos en la historia. Un estado de la cuestión transnacional hasta la actualidad»

El papel de los gitanos en la historia y en los diferentes acontecimientos de los que han sido protagonistas —principalmente como actores subalternos y subordinados a la mayoría sociocultural— se dibuja como una auténtica incógnita. Los antecedentes que conforman el marco teórico en que se pretende situar este trabajo son escasos y la pretensión es despejar nuevos interrogantes que, a su vez, reviertan sobre aquello que aparentemente se conoce sobre la cuestión. Por todo ello, la presente investigación debe ser entendida como una línea de salida hacia futuros trabajos y, en cualquier caso, nunca como un producto acabado. El desarrollo de esta obra debe leerse en el marco contextual asignado, es decir, en la época contemporánea más próxima al siglo XX. Desde ella se fomentará el cuestionamiento y la reflexión en torno a la sempiterna pregunta de qué y quiénes son los gitanos.

Consulta y descarga aquí.


Índice:

Introducción
 
1. Una vez más… ¿qué y quiénes son los gitanos?
 
    1.1. Aproximación bibliográfica a una cuestión problemática: un planteamiento de                   investigación transnacional
 
    1.2. Entre las grandes narrativas” gadjo y la autoconciencia de los gitanos: visiones                 exógenas y endógenas
 
    1.3. Construcción de la “etnia gitana” 
 
    1.4. ¿Hablamos de gitanología?
 
2. Líneas de investigación
 
    2.1. Origen, procedencia y migraciones
 
    2.2. Análisis legislativo del antigitanismo
 
    2.3. Nuevas identidades sociales y movilización política
 
     2.4. La religiosidad entre los gitanos
 
 3. Conclusiones. Propuestas teóricas para futuros estudios en relación a los vacíos                        definidos
 
    3.1. La universalidad de la cuestión y la concreción del estudio: ¿un abordaje desde la             interdisciplinariedad?
 
    3.2. Propuestas para futuros estudios en relación a los vacíos teóricos
 
            3.2.1. El problema de la clasificación diferenciadora y los nuevos flujos vinculados al              debate
 
            3.2.2. Relaciones de poder entre gitanos y otros grupos étnicos en actividades de                      ámbitocompartido
 
             3.2.3. Espacios de articulación identitaria gitana y libre recreación
 
            3.2.4. Gestación de la conciencia política gitana
 
Bibliografía
 

Rafael Buhigas Jiménez

Más información curricular en: https://www.ucm.es/udcontemporanea/buhigas-jimenez,-rafael y https://ucm.academia.edu/RafaelBuhigasJimenez

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterYouTube